COMPROMETIDOS CON VENEZUELA

access_time Septiembre 4, 2017

Inversión por responsabilidad social de Metroacero beneficia a más de 4 mil personas

LABOR SOCIAL

Prensa Metroacero

Septiembre será un mes particularmente especial, pues está prevista la inauguración de la primera Metrocasa. Dicho proyecto, llevado adelante por la empresa Metroacero de Venezuela, se trata de la sustitución de un rancho por una vivienda que cambiará para siempre la realidad de la familia Piña.

La señora Isidora Piña es una abuela que cría a niños sin hogar, les da cobijo e inculca valores para la vida. Vive en Las Axaguas de La Piedad, un sector del municipio Palavecino. La casa de Isidora era un en un rancho de latón y madera donde vivía junto a ocho menores de edad, entre niños y niñas.

A todos los fue acogiendo y dándole espacio en su humilde hogar. La Fundación Metroacero conoció su historia y –a través de sus planes de Responsabilidad Social Empresarial (RSE)- empezó a trabajar para mejorar las condiciones de vida de la familia Piña.

Ella pronto tendrá una casa digna, siendo la primera beneficiaria de un plan que para la empresa significa un gigante salto adelante en materia de RSE.

La experiencia de Isidora Piña es una muestra del compromiso de la empresa, ubicada en el corazón de la Zona Industrial de Palavecino, con los habitantes de las comunidades vecinas, donde de manera continua y hasta el pasado julio entregó diversas donaciones, actividades y ayudas por concepto de RSE.

Inversión social para los más necesitados

La fábrica de tubos dirigió sus esfuerzos a través de la Fundación Metroacero en cinco ámbitos estratégicos en su visión colectiva como lo son el deporte, la salud, educación, ambiente y desarrollo comunitario, beneficiando a unas 4.000 personas.

Entre las diferentes labores destaca el apoyo que le dio a los habitantes de Coco ‘e Mono, La Aguada, El Palaciero, La Montaña y Tres Topias, quienes fueron beneficiados con 3.200 metros cúbicos de relleno para la nivelación de sus terrenos, lo cual generó una inversión de 44 millones de bolívares.

Diversas casas hogares como La Ciudad de los Muchachos, Fundación Soplo de Vida y Déjame Vivir, así como a la Fundación Gerontológica Vida y Salud, recibieron donaciones frecuentes de alimentos y artículos de primera necesidad.

Por su parte, los trabajadores de esta empresa contaron a lo largo de esta primera mitad del año 2017 con más de 2.400 ayudas alimentarias, garantizándoles el bienestar a todos por igual.

“Ayudamos a quien lo necesite para brindar felicidad y calidad de vida. Una sonrisa, una lágrima y un simple agradecimiento nos impulsa a dar más.  Esto es apenas el principio, faltan muchos corazones por alegrar”, declaró Ricardo Defendini, gerente de Desarrollo Social.

La Fundación Metroacero cree en el deporte como constructor de valores, mente y cuerpos sanos, por ello cuenta también entre sus donaciones 90 juegos de arquerías y 40 kits deportivos entre las principales comunidades, escuelas y liceos de los diferentes sectores aledaños a su sede.

Destaca además las 1.000 horas máquina dispuestas según el caso para la remoción de escombros y desechos en quebradas de Palavecino, garantizándoles a más de 1.000 familias seguridad personal y de sus bienes ante una situación de lluvia.

Donaciones de materiales eléctricos y de construcción, ayudas médicas y apoyo a las comunidades mediante cisternas de agua también forman parte del trabajo frecuente que realiza Metroacero con las comunidades.

Foto: La empresa colaboró con la limpieza de la Quebrada La Cruz de La Montaña.

(Cortesía: Prensa Metroacero)