COMPROMETIDOS CON VENEZUELA

access_time Septiembre 14, 2017

¡La primera Metrocasa es una realidad!

EVENTOS

La señora Isidora Piña es una ferviente cristiana y hace un mes salió de su rancho, ubicado en Las Axaguas de Palavecino, en el estado Lara, a orar a otras siete humildes viviendas de la comunidad  pidiendo a Dios prosperidad. Lo que nunca se imaginó fue que al pedir lo mejor para el prójimo, Dios le enviaría al equipo de la Fundación Metroacero con un proyecto que le cambiaría la vida.

Luego del estudio socioeconómico, las evaluaciones de factibilidad y el temple de acero de los involucrados, hoy la señora Piña vive en una casa digna, construida en tiempo récord. ¡La primera Metrocasa es una realidad!

La historia de esta familia es conmovedora: una abuela de 57 años, luchadora e incansable que cría sola a sus ocho nietos en situación de pobreza extrema.

“Yo había perdido la fe y pensé que Dios se había olvidado de mí y de mis nietos, pero llegaron ustedes, ángeles caídos del cielo”, exclamó.

Luego de 30 días de arduo trabajo, en los cuales todo el personal de Metroacero de Venezuela colaboró, se inauguró la Metrocasa de la familia Piña en un emotivo evento en el cual hicieron acto de presencia todos los involucrados en el proyecto hecho realidad; con la entrega a la señora Isidora de las llaves de su hogar, equipado con camas y literas para sus nueve habitantes, comedor, lavandero y cocina, se hizo un sueño realidad.

“Nunca estaré lo suficientemente agradecida con ustedes, solo me queda decirles ¡Dios les bendiga!”, dijo Ia beneficiaria al entrar a su nuevo hogar.

Por su parte Édgar Piña, uno de los integrantes de esta familia, se mostró bastante conmovido y entre lágrimas de felicidad agradeció a cada una de las personas que estuvieron involucradas en este sueño, ahora hecho realidad, “Hoy dormiremos por primera vez en una casa”.